Holi, India a todo color

India a todo color

Joli (होली, holī en sánscrito y Holi, en inglés. Lo cierto es que el famoso festival hindú ha traspasado fronteras para reivindicar el amor, la felicidad y sobre todo y a todo color, la llegada de la primavera.

El Festival Holi es originario de la India, pero también se celebra en otros países con poblaciones de habla hindú, como Sri Lanka, Malasia, Nepal e incluso Reino Unido o Sudáfrica. Su llegada marca un momento muy especial en el calendario hindú porque durante ese tiempo, se rompe la brecha de clases sociales, participando todos en un festival de igual a igual y consiguiendo pintar de colores, un mundo a veces gris.

El festival comienza una noche de luna llena entre el mes de febrero y el mes de marzo, más exactamente y según el calendario hindú, en su undécimo mes. Esa noche tiene un nombre, Holika Dahan, o Chhoti Holi y no se llamará Holi hasta el segundo día.

Los polvos de colores que se lanzan entre los participantes, simbolizan la deseada llegada de la primavera e imitan el alegre colorido de las flores en su máximo esplendor. Además, cada color tiene su propio significado, el verde simboliza la llegada de la primavera, el amarillo es el color de la cúrcuma, el azul es el color de Krishna, protagonista de la leyenda del origen del Holi, el rojo representa el amor y la fertilidad.

Para ellos, son unas fechas muy señaladas, ya que no sólo se trata de alegría, música y bailes, sino que lo viven con un gran sentido espiritual y religioso, haciendo numerosos rituales para representar la victoria del bien y del amor sobre el mal.

En España conocemos la carrera Holi Run o el Festival Holi Life, y aunque es verdad que no lo hemos importado exactamente tal y como es, lo cierto es que nos transmite ese  “buen rollo”, alegría y felicidad.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Noticias relacionadas